Migraña: Causas y tratamiento

La migraña es un tipo recurrente de dolor de cabeza que puede ser de moderado a intenso y los síntomas varían según el tipo de migraña que se presente. Los dolores de cabeza causados por la migraña pueden llegar a ser tan fuertes que incluso interfieran con las actividades cotidianas. Este padecimiento tiende a aparecer alrededor de los 10 y 45 años, puede ser hereditario y es más común en las mujeres que en los hombres. No obstante, recuerda que cada organismo es diferente, por lo que siempre pueden existir variaciones y excepciones.1

La causa principal de la migraña es la presencia de una actividad cerebral anormal, la cual puede desencadenarse gracias a múltiples factores:

  • Cambios hormonales en las mujeres (embarazo, ciclo menstrual, pastillas anticonceptivas, etc.)
  • Alcohol y tabaco en exceso (incluyendo fumadores pasivos)
  • Ejercicio en exceso u otro tipo de estrés físico o sobreesfuerzo
  • Cambios repentinos en el clima o medioambiente
  • No dormir lo suficiente y comer a deshoras
  • Cierto tipo de olores y perfumes fuertes
  • Luces brillantes o intermitentes
  • Algunos medicamentos
  • Estrés y ansiedad
  • Ruidos fuertes

Asimismo, se conoce que existen ciertos alimentos que pueden provocar migraña. Acá te dejamos algunos:

  • Alimentos que contengan glutamato monosódico, como los alimentos procesados 
  • Alimentos con tiramina, como el hígado de pollo, los higos y algunas legumbres 
  • Algunas frutas como el aguacate, el plátano y los cítricos 
  • Lácteos (sobre todo los quesos) 
  • Carnes procesadas o curadas 

  • Chocolate y café

Para saber qué tratamiento llevar a cabo, es indispensable conocer que existen distintos tipos de migraña y comprender cada una de ellas. Si tienes dudas sobre si es migraña o un dolor de cabeza normal, intenta identificar si el dolor que estás padeciendo es más fuerte de lo normal y te impide continuar con tus labores diarias, si es así consulta a tu médico de inmediato para que puedan confirmar el diagnóstico, enterarse sobre qué tipo de migraña se está presentando y comenzar a tratarla.2

Aunque no existe un tratamiento curativo para la migraña, sí es posible tratarla y manejarla para evitar que afecte tu vida cotidiana. Una opción es el tratamiento analgésico, el cual consiste en detener los síntomas con analgésicos, como CafiAspirina® Forte que combina su principio activo, ácido acetilsalicílico, con cafeína, dando como resultado un efecto analgésico y antiinflamatorio en el organismo, al tiempo que estimula la energía y tu estado de alerta cuando más lo necesitas. Por otra parte, también está la opción de un tratamiento preventivo, el cual normalmente se indica cuándo los ataques de migraña son muy frecuentes e intensos.

Tipos de migraña

Migraña sin aura o migraña común

Es uno de los dos principales tipos de migraña. Provoca un tipo de dolor palpitante, generalmente de un solo lado de la cabeza y puede llegar a empeorar con la actividad física normal, así como, al realizar movimientos con la cabeza. Además, puede estar acompañado de náuseas, vómito y sensibilidad a la luz o al sonido. Puede durar de entre 4 y hasta 72 horas si no se trata.

Migraña con aura o migraña clásica

Es el segundo de los dos principales tipos de migraña. La diferencia entre esta y la migraña común es que aquí las personas tienden a observar un aura antes de presentarse el dolor. Esta aura suele ser la percepción de líneas onduladas, luces intermitentes o distorsión en los objetos, limitando la capacidad visual.  

Migraña menstrual

Es el tipo de migraña que se presenta alrededor del periodo menstrual de las mujeres. Puede ser días antes, durante o inmediatamente después del ciclo. Los síntomas suelen ser los mismos que los de las migrañas sin aura o con aura, según corresponda.

Migraña abdominal

Este tipo de migraña es más común en niños y pude provocar vómitos y mareos, sin dolor de cabeza palpitante. Es común que sea recurrente y que se presente hasta una vez al mes.

Migraña ocular

Es una afección poco frecuente que consiste en repetidos episodios de visión disminuida o ceguera de corta duración en un solo ojo y que pueden acompañar o presentarse después de un dolor de cabeza.

Migraña complicada

Son aquellas migrañas que provocan síntomas más graves como entumecimiento y hormigueo, dificultad para hablar o entender cuando alguien está hablando y no poder mover un brazo o una pierna. En las migrañas complicadas los síntomas continúan aún después de que el dolor de cabeza desaparece. Es importante consultar con un médico en cuanto estos síntomas se manifiesten.  

Nuestros productos

Explore los productos de Aspirina® para comparar los beneficios y busque el mejor para sus necesidades.

CONOCE MÁS

todos los productos